Por algo llegaste hasta acá. Suscribite para poder volver:

Cuando te sentís identificado con Kafka - Tercera parte

mayo 15, 2017 Javier E.G. Andújar 5 Comentarios

Tercera y última parte de los retazos que fui recortando de ese gran paño que son los diarios de Franz Kafka. Todos ellos muestran la cara menos amable de este oficio de escribir. En esta entrega: 1915 arrancó muy complicado.

Las dos recopilaciones anteriores (ver primera y segunda parte) no guardaban un orden cronológico; las armé de esa forma deliberadamente, porque me interesaba más el impacto de las frases que las fechas. Pero en esta entrega sí hay un orden cronológico de los párrafos, esto es para hacer énfasis en la seguidilla de aprietos referidos a la escritura que fue atravesando el autor a inicios de 1915. 

¡Es el fin!

Diez días.

Buenos vecinos / Desnortado.

Incapacidad.

Otros diez días.

Ni una línea.

Tercera y última parte de los retazos que fui recortando de ese gran paño que son los diarios de Franz Kafka. Todos ellos muestran la cara m...



5 comentarios:

  1. Cual Julito cuando preparaba Rayuela... ��

    ResponderEliminar
  2. Aporte: Deshoras 1982.

    Del anochecer a la noche cerrada, por caminos de palabras que iban y venían, de manos que se encontraban un instante sobre el mantel antes de una risa y otros cigarrillos, quedaría un viaje en taxi, algún lugar que ella o él conocían, una habitación, todo como fundido en una sola imagen instantánea resolviéndose en una blancura de sábanas y la casi inmediata, furiosa convulsión de los cuerpos en un interminable encuentro, en las pausas rotas y rehechas y violadas y cada vez menos creíbles, en cada nueva implosión que los segaba y los sumía y los quemaba hasta el sopor, hasta la última brasa de los cigarrillos del alba. Cuando apagué la lámpara del escritorio y miré el fondo del vaso vacío, todo era todavía pura negación de las nueve de la noche, de la fatiga a la vuelta de otro día de trabajo. ¿Para qué seguir escribiendo si las palabras llevaban ya una hora resbalando sobre esa negación, tendiéndose en el papel como lo que eran, meros dibujos privados de todo sostén?

    ResponderEliminar
  3. Maravilhoso, obrigada pela sua apresentação muito especial. Maria

    ResponderEliminar
  4. Gracias x compartirlo, me encantó!!
    Abrazos
    Cecy

    ResponderEliminar