Por algo llegaste hasta acá. Suscribite para poder volver:

El lujo es vulgaridad

diciembre 28, 2012 Javier E.G. Andújar 12 Comentarios

«El lujo es vulgaridad», esa es la frase de profundo significado que se popularizó gracias a la canción Un poco de amor francés de Los Redonditos de Ricota, y que muchos atribuyen a Carlos "el indio" Solari. Pero rastreando el origen de la vulgaridad del lujo, llegué —para mi sorpresa— hasta dos cuentos fantásticos muy recomendables y muy amenos de dos grandes autores argentinos:

«En todo lujo palpita un íntimo soplo de vulgaridad».
Adolfo Bioy Casares
Clave para un amor (1954).


En Clave para un amor, Bioy Casares ubica la acción en un remoto hotel aislado, en la provincia de Mendoza, cerca de la frontera con Chile. Allí se hospeda el protagonista por indicación de su médico para recuperarse de un surmenage. La frase citada tiene lugar en el texto cuando el narrador está describiendo el fastuoso hotel: «Qué profusión, qué lujo. En todo lujo palpita un íntimo soplo de vulgaridad; ocasionalmente, por mimetismo o armonía con algunos estilos —el Luis XV, el Luis XVI— no desentona; pero con qué ímpetu desborda la vulgaridad en el estilo rústico de los millonarios y de los hoteleros».


«Ya no hay quien adolezca de pobreza, que habrá sido insufrible, ni de riqueza, que habrá sido la forma más incómoda de vulgaridad».
Jorge Luis Borges
Utopía de un hombre que está cansado (1975).


En este cuento, nos relata Borges el encuentro entre un hombre del futuro y un visitante del pasado. Este último es Eudoro Acevedo, nacido 1897. Ambos protagonistas describen algunas particularidades de su tiempo. Tiene frases como: «Los políticos tuvieron que buscar oficios honestos», que aparece cuando el habitante del futuro (sin nombre) describe cómo los gobiernos fueron cayendo gradualmente en desuso. La referencia a la vulgaridad de la riqueza aparece en un diálogo. Cuando Eudoro menciona el dinero, su interlocutor reacciona: «¿Dinero? —repitió—. Ya no hay quien adolezca de pobreza, que habrá sido insufrible, ni de riqueza, que habrá sido la forma más incómoda de la vulgaridad. Cada cual ejerce un oficio».

«El lujo es vulgaridad», esa es la frase de profundo significado que se popularizó gracias a la canción Un poco de amor francés de Los Red...



12 comentarios:

  1. Que bueno tener una traduccion de todo esto que a veces no llegamos a entender y saber su historia , de donde vienen.. el indio solari(y no por defenderlo) es un poeta, no se q recursos literarios usó en sus canciones, pero seguro leyo mucho borges, casares, etc. hay mucho de poesia en sus temas. Debo;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Debo. Es como vos decís, el indio Solari es un poeta que ya tiene su lugar bien ganado. El objetivo no es desmerecerlo, sino encontrar la genealogía de una idea, mostrar el camino que ha recorrido un razonamiento como este, que resulta tan atractivo. ¡Un gusto leerte!

      Eliminar
  2. se ve que los dos libros son interesantes, cada quien a su manera relata la vulgaridad en la que se vivia en aquellos tiempos!!! un lujo leer estos libros!!!
    Gracias por la info!!!

    ResponderEliminar
  3. Excelnte rastreo de la frase, muy interesante tu aporte, al parecer estan muy buenos los cuentos de Bioy Casares y de Borges!! pero como lo canta el Indio... no tiene precio!!!
    Besos Javy y muy feliz 2013!!!!
    Cecy

    ResponderEliminar
  4. Como sempre boas histórias , parabéns e felicidades em 2013 . Maria - Portugal

    ResponderEliminar
  5. Excelente aporte!!! me lo llevo para mi fb.
    Un gustazo!

    ResponderEliminar
  6. En el tema flight 956, el indio tambien realiza un homenaje a Casares/Borges, escribiendo "lloraras con un ojo y con el otro te reiras"... Haciendo referencia a ..."Abnegada y versatil Madame Hsin! Mientras el ojo derecho llora la desaparicion del amigo, el ojo izquierdo tiene que reir para excitar a los marineros

    ResponderEliminar
  7. Me encanto el cuento de Borges. Justo lo estudio en mi carrera. Muchos de mis compañeros dicen que necesitan leerlo más de dos veces para entenderlo, yo lo leo más de una vez para poder explicar exactamente lo que quiere decir el autor. La utopía de un hombre cansado, no es más que un cuento que esconde al propio autor detrás de un personaje (Eudoro). Cansado de la misma realidad Borges, quien ha vivido más de 87 años, inventa una realidad muy opuesta (proyectando al futuro); y gracias a su gran estilo en el uso de la palabra, ha creado una exquisitez de cuento producto de una inconmensurable utopía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno tu aporte, Ariana. Seguramente en este cuento Borges aprovechó para descargar sus propias frustraciones sobre la realidad que experimentó, y el método que eligió para hacerlo es el del contraste con ese futuro utópico que vos mencionas.

      Eliminar