Por algo llegaste hasta acá. Suscribite para poder volver:


"Escribir es fácil. Lo único que tienes que hacer es cruzar las palabras erróneas".
- Mark Twain

"Escribir es fácil. Lo único que tienes que hacer es cruzar las palabras erróneas". - Mark Twain

Habiendo participado del segundo certamen de relato organizado por Colombre (https://goo.gl/wHjr21), se me ocurrió —por curiosidad— buscar el resultado del tercer certamen convocado por esta editorial / espacio cultural, y así fue que me topé con una nota de prensa colgada en el sitio web de la asociación. En realidad esto ya no es noticia, porque el fallo tiene algún tiempo, pero yo recién me estoy enterando del desenlace.

Según el comunicado, declararon desierto el premio de este concurso en el que se presentaron 349 relatos. El jurado «ha decidido por unanimidad declarar desierto el III Certamen de Relato Breve Colombre, al entender que ninguna de las obras presentadas reunían calidad literaria suficiente para ser merecedoras de este reconocimiento literario, que, si bien tiene aún una corta trayectoria, ya consta de dos ediciones anteriores donde se han sentado unos precedentes.»

Me sorprendió esta resolución. Aunque siempre es una posibilidad, es extremadamente inusual que un concurso literario se declare desierto. Eso lo sé por el tiempo que llevo participando en este tipo de certámenes. Me consta que la gente de Colombre trabaja muy a conciencia y que logran un resultado final de alta calidad, por eso es una lástima que en esta oportunidad la convocatoria no resulte en ninguna publicación.

Dejo el enlace a la nota original completa:


Habiendo participado del segundo certamen de relato organizado por Colombre ( https://goo.gl/wHjr21 ), se me ocurrió —por curiosidad— busca...


"Un problema deja de serlo si no tiene solución".
- Eduardo Mendoza

"Un problema deja de serlo si no tiene solución". - Eduardo Mendoza

Una postal del viaje que hice por la Patagonia, donde recargué baterías y renové ideas.
📌 Lago Epuyén, provincia del Chubut.

Una postal del viaje que hice por la Patagonia, donde recargué baterías y renové ideas. 📌 Lago Epuyén, provincia del Chubut.

Hoy es lunes de regreso a la ciudad y al trabajo, después de unas vacaciones en la Patagonia.

Dicen las voces que Dante Alighieri también tuvo que volver de las vacaciones al trabajo algún lunes entre 1304 y 1308, y estos son los versos que imaginó escritos en la puerta de la oficina:

«Por mí se va a la ciudad doliente,
por mí se va en el eterno dolor,
por mí se va con la perdida gente.

La justicia movió a mi alto hacedor:
Hízome la divina potestad,
la suma sabiduría y el primer amor.

Antes de mí ninguna cosa fue creada
sólo las eternas, y yo eternamente duro:
¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!»

La divina comedia. El Infierno. Canto III. Inscripción en la puerta del Infierno.


Entrada del Banco Anglo Sudamericano en Buenos Aires.

Hoy es lunes de regreso a la ciudad y al trabajo, después de unas vacaciones en la Patagonia. Dicen las voces que Dante Alighieri también ...


Resulta que hay una controversia sobre la etimología de esta expresión española. Hice una pequeña investigación sobre el asunto, y estos fueron los resultados:

En lo que todos están de acuerdo es en el significado: «La mosca en la oreja», o «la mosca detrás de la oreja», es un modismo que se utiliza cuando una persona anda con cuidado o con precaución para evitar algo. Refiere a un estado de intranquilidad porque se presiente o se supone que algo malo está por suceder.

Sobre el origen de esta frase, hay quienes avalan la explicación más obvia: Un insecto volador llamado mosca, revoloteando y zumbando cerca del oído, es capaz de causar bastante intranquilidad a cualquiera.

Por otro lado, me topé con una explicación más elaborada y bastante difundida también, que dice más o menos lo siguiente: En el origen de esta frase poco tuvieron que ver los insectos molestos. Mosca se llamaba a la mecha que era usada para disparar un arcabuz o un mosquete, utilizando un mecanismo llamado «llave de mecha». Los arcabuceros o mosqueteros solían ponerse la mosca encendida en la oreja cuando estaban en estado de alerta por un posible ataque —tal y como hacen los verduleros con las biromes cuando están a punto de vender un kilo de tomates perita—. De esta forma tenían a mano la mecha y al presentarse la amenaza podían montarla rápidamente en el arma, previamente cargada con pólvora y proyectil.

Dos interpretaciones, una bien simple y otra más complicada. ¿Cuál te gusta más? (Ojo, que vale también como test de personalidad).

Resulta que hay una controversia sobre la etimología de esta expresión española. Hice una pequeña investigación sobre el asunto, y estos fu...

"El mismo lobo tiene momentos de debilidad, en que se pone del lado del cordero y piensa: Ojalá que huya". Adolfo Bioy Casares. Guirnalda con amores (1959)

Leído en: Guirnalda con amores (1959)

Leído en: Guirnalda con amores (1959)